Antinoo

Quien alguna vez leyó Memorias de Adriano de M.Y, se habrá encontrado con el libro escrito por Daniel Herrendorf, de las Memorias de Antínoo,el joven amante y favorito del emperador Adriano, que se suicidó a las 19 años. Herrendorf, juega con la idea de que esas palabras que él escribe, pertenecen a Antínoo y que fueron encontradas en Antioquía, escritas en griego por los cruzados en el año 1098. A mi me encantaría que esa ficción fuese verdadera y en miles de años tal vez lo sea.

Aqí van algunos fragmentos:

…”Sábes lo que siente un niño que solo pudo probar el sabor agreste del campo infértil y un día amanece en el centro del mundo, allí donde no hay grosería contra la humanidad que no se cometa”

“Tendrán mi rostro, tendrán mi suplicio, tendrán si lo quieren, el olvido de mi mismo.

No les daré mi obediencia.

Cuando yo era un pequeño bitinio mis amigos me respetaban, y una mujer quiso mi cuerpo y se lo di y mi madre cuidaba de mis miedos.

Ahora que soy el más esculpido de los griegos, el más adorado de los asiáticos, el más envidiado de los romanos, el más amado por tus temores, las injurias llegan hasta mí desde tan lejos que no puedo dormir”

Querrás poner fín a tus días  una y muchas veces, pero eres el emperador: estás fuera de tí como n condenado.

Tus pasos están dichos hace décadas. Y yo que lo sé, no puedo describirlos.

Creíste que el final de mi vida debía ser heroico porque imaginas una forma imperial de estar en la muerte.

No lo habías pensado: los emperadores se mueren de cólera y nunca ven los ojos de Anacreonte

Yo era un muchacho de Bitinia. Nunca supe el nombre del Procurador de esa Provincia. Como todos los romanos yo no vivía en Roma.

¿Qué podia saber de un Imperio que crecía como una peste si todo el universo donde yo vivía era el olor de las bebidas de un abuelo analfabeto, un pedazo de tierra negra y un culto misterioso que yo creia único?

La vida vale la pena ser vivida o no: ese es todo el enigma.

Para  resolverlo no basta ser valiente…

Los hombres desaprovechan su mayor riqueza, la más oculta y simple: el poder del que sueña… Si me quité la vida fue para decir que no estaba de acuerdo con mi destino. Al fin y al cabo Roma también se quitó la suya.

Anuncios

Acerca de Laura Elizalde

Escritora. Talleres de escritura creativa individuales www.escribiendoideas.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en escritores, letras, literatura, Pensamientos y palabras y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Antinoo

  1. Mil dioses de todas las épocas, que maravilla escribir así. Un placer

  2. Ni saludarte pude, los dioses parece que saltaron sobre el comentario!!!! Es excelente Laura, abrazo gigante
    Merci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s