A Dión

Hubo lágrimas por Hécuba, amigo, y por las mujeres de Ilión, prendidas en la oscura telaraña el día de su nacimiento, pero por ti nuestras esperanzas eran grandes, y grande el triunfo, suprimidos ambos por los dioses al borde de la gloria. Ahora yaces en tu propia tierra, ahora todos los hombres te honran…¡Pero yo te amé, oh Dión!

PLATÓN

Anuncios

Acerca de Laura Elizalde

Escritora. Talleres de escritura creativa individuales www.escribiendoideas.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Pensamientos y palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s